Soñé que dejaba de vivir en la casa de los espejos.

Tuve un sueño. Soñé que despertaba y ya estabas aquí. Soñé que cuando abría los ojos, y volteaba a dónde siempre debiste haber estado, ahí estabas. Por fin.   Soñé que nunca te irías, que no habría miedo, ni sentimientos momentáneos. Que las horas melancólicas que he pasado sin ti se volvían milésimas de segundos […]