Dios y las religiones.

Estaba leyendo en internet sobre el Yugo Desigual. Sobre lo que las religiones dicen.

Es que la Biblia habla de ello, “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?”. 2 Corintios 6:1 4 (Reina-Valera 1960)

Últimamente mi confusión hacia el tema Dios ha llegado a los limites más exorbitantes. Crecí creyendo en Dios, toda mi vida he hablado con él, sobre todo siempre le agradezco por haberme regalado una vida tan bendecida.

Pero de pronto, alguna persona religiosa me dijo que estoy alejada de Dios, y debo aceptar que su sentencia me pegó. Ya sé que es tonto pensar que alguien tiene el poder para juzgar de esa forma, pero igual me movió, ¿estoy alejada de Dios o estoy alejada de tu idea de Dios?.

Por eso, decidí que quiero saber más. Encontré en internet varias personas hablando del tema, todos con el mismo discurso, todos interpretando para nosotros la palabra de Dios.

Por eso, hoy concluí que las religiones sólo hacen ruido que no nos permite escuchar a Dios. Porque Dios es tan complejo de entender como entender que Dios está en nosotros, Dios es nosotros, Dios es lo más brillante, magnifico, sagrado, que hay en cada espíritu, en cada alma. Dios es la parte bondadosa y pura de cada una de los seres y cosas que conforman el universo. Dios no habla por medio de otras personas, ni por libros de tinta, papel, cartón y pegamento. Dios habla en nosotros, Dios es el pensamiento que te orilla a siempre hacer lo mejor, lo bueno, a no matar, a no robar, a no mentir. Dios no castiga, no es malo, porque Dios es la bondad absoluta y sin excusas.

La única forma de estar alejado de Dios es estando fuera de nosotros, es escuchando más al exterior que a nuestro interior. Si Dios vive en mi, ¿por qué necesito hablar con él de forma externa?, ¿cómo sería posible alejarme de Dios si él es el todo?.

Entonces, mientras las religiones más hablen, mientras más le digan a la gente lo que debe pensar, lo que debe sentir, el como deben interpretar libros llenos de sabiduría cómo la Biblia, entonces menos capaces somos de escuchar a Dios. Ese Dios interior con el que todos nacemos.

Las religiones no han hecho más que crear guerras, crear sentimientos de separación, separar a las mujeres de los hombres, separar a las naciones, enemistar a los hermanos, las religiones son las que ponen en la mesa el yugo desigual, Dios no.

El problema no es Dios, el problema son las religiones.

Pero esta es mi opinión y mi opinión puede convivir con cualquier otro tipo de opinión, porque lo contrario sería la peor contradicción en la que podría caer y en la que ya caen cada una de las personas religiosas que conozco.

Fin del comunicado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s