Se metieron a coger a un sanirent.

¿Qué es Bahidorá?, es un festival de ¿música?, un ¿rave?, una ¿experiencia religiosa?, ¿una celebración a la vida? No, no y no.  Bahidorá es un evento que tiene como escenario un rio increíble y en el que la música sólo es un pretexto. La realidad es que lo menos importante en Bahidorá es la música. En la página de internet del evento dice que es una celebración alegre y folclórica. Alegre probablemente, yo no vi a nadie llorando, ¿folclórica? Pues si ustedes consideran el folclor como chingos de banda con penachos, cara pintada, vestimentas raras… pues sí. Pero si ustedes saben el verdadero significado de la palabra folclor, pues no, definitivamente no lo es.

Entonces, ¿de qué se trata en Bahidorá?, a mí me pareció que lo más importante son las drogas, el alcohol y lo hasta el culo que se puede poner la muchachada.  Pero y ¿luego?, pues luego viene todo lo demás, las flores, la gente bailando, las luces, la farsa, el desmadre.

Lo peor definitivamente es la cantidad de basura que los Bahidoranos dejaron en el lugar, lo cual en el fondo es la metáfora mejor planteada que he escuchado en varios días.

Lo cagado fue el anécdota de una parejita de bahidoranos calenturientos que decidieron meterse a un sanirent a coger, ¿en serio? Cuando creía que ya nada me sorprendería, ustedes decidieron meterse a un sanirent a coger. Gracias.

Lo rescatable sin duda, es que por ahí escuché que el pueblo de Tlaltizapan vive en su mayoría del turismo que Las Estacas les deja, por lo que en caso de ser así, le doy un punto muy grande al evento. Lograron mover capitales de Interlomas a un pueblo que en definitiva lo necesita.

Conclusión: Bahidorá es uno más de los espejos de nuestros tiempos, en él puedes ver lo que está pasándonos como sociedad, en él puedes ver lo que es, lo que somos, la mierda con sus mil colores, con su sonrisa, con sus penachos y sus drogas. ¿Regresaré? No ¿lo recomiendo? Si, ¿por qué? Porque no hay nada como ver con tus propios ojos la basura de nuestros días.

Pd. Un reconocimiento especial al chofer que estaba esperando a su “patrona de Interlomas” (en sus propias palabras), y que cuando me vio realmente desesperada a las 11:30 de la noche, tratando de encontrar un taxi para regresar a dormir, se rifó y me llevó. Ojalá su patrona nunca se entere.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s