Gracias

Cuando tenia 15 les dije a mis papás que ya no soportaba sus reglas, que tan pronto cumpliera 18 me iría de su casa. Claro, pensaba que a los 18 mi vida estaría resuelta por el simple hecho de ser mayor de edad. Obviamente cumplí 18 e hice como que había olvidado mis palabras de adolescente.

Un buen día, 10 años después, a finales del invierno de mis 25, agarré mis libros, mi computadora, algo de ropa y me fui de los suburbios, a la ciudad, a mi mundo. Donde se suponía que todo sería perfecto, tenía mucho miedo.

Entonces, tuve que aprender nuevos trucos, a calmar mis miedos, a no olvidar comprar comida y agua, a pensar más con quien me gusta estar y con quien no. Pero lo más importante es que tuve que sentarme a escribirle esto a mis papás, para darles las gracias, para decirles que me costó mucho trabajo quitarme lo testaruda de encima, pero que valoro mucho lo que hicieron tantos años por mi, que aprecio todos los sacrificios que hicieron para que yo pudiera tener una existencia feliz, para que pudiera ir a una buena escuela, para que siempre tuviera comida, ropa, seguridad. Pero sobre todo valoro que aunque su visión del mundo es completamente distinta a la mía, siempre han hecho el mayor de los esfuerzos por entenderme, quererme y apoyarme.

Gracias Papá y Mamá.

Anahí, verano 2013.

Anuncios

Un comentario sobre “Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s